El rol de los adultos en la iglesia de hoy

Conexión Intergeneracional

 Así nosotros, por el cariño que les tenemos, nos deleitamos en compartir con ustedes no sólo el evangelio de Dios sino también nuestra vida. ¡Tanto llegamos a quererlos! 1 Tesalonicenses 2:8 (NBD) 

Cuando la idea de familia se hace realidad en la comunidad de
fe, en la convivencia de los adultos con los más chicos, la hospitalidad,
la aceptación incondicional y el sentido de pertenencia comienzan a ser el sello de estas conexiones.

Cuando promovemos que los adultos y los adolescentes se conozcan e interactúen en nuestras iglesias, esto no sólo es beneficioso para los más jóvenes que reciben de la sabiduría y experiencia de los adultos, sino que los adultos son inspirados por la vitalidad de ellos y motivados por su fe.

Las relaciones profundas e intencionales, ayudan a la formación y al crecimiento espiritual de los más jóvenes. Cuando los adolescentes experimentan pertenencia y cuidado paternal, sus convicciones se afirman y su fe crece.

Hoy más que nunca necesitamos a todos los adultos de nuestras comunidades de fe teniendo un rol protagónico, tomando la iniciativa de relacionarse saludablemente con los más chicos, mientras nosotros debemos honrar a las generaciones que nos precedieron y que abrieron brecha y caminos donde no había nada.
Avancemos hacia lo que está delante siendo ejemplo y modelo para aquellos que nos observan, mientras preparamos el camino para que las generaciones que vienen detrás puedan llegar más lejos que nosotros.

Tengamos una influencia transformadora en sus vidas y que, capacitados e impulsados por nosotros, puedan llegar a ser la generación que cumpla con el propósito de Dios para ellos en este tiempo.

Qué podemos hacer por ellos? 

 ⊕ No juzgarlos ni criticarlos.
 ⊕ Trabajar para que la siguiente generación tenga éxito.
 ⊕ No tratarlos como la iglesia del futuro sino como la iglesia de hoy.
 ⊕ Delegarles autoridad, pues esto los hará líderes.
 ⊕ Darles permiso para cometer errores.
⊕ Entender que ellos son diferentes a nosotros, pero que esto
no significa que no tengan lo que necesitan para ser usados por Dios.
 ⊕ Celebrar el momento de la vida en el que estamos y compartir nuestra
experiencia con ellos.
 ⊕ Ser reales; no necesitamos fingir ser quienes no somos para liderar a la siguiente generación.
 ⊕ No subestimar lo que Dios quiere hacer a través de ellos en este tiempo de la historia.

¡Adelante en la tarea de preparar una generación mejor que la nuestra!

Tomado de “7 Secretos que todo Líder de Adolescentes debe saber” Por Sergio Valerga de Editorial e625

Comments

comments

Posted on June 1, 2017 in Iglesia Local, Jóvenes, Libros, Liderazgo Juvenil, Padres

Share the Story

About the Author

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to Top